Más... Cara

Diccionario


Acceso directo a las  web de las casas de cosmética más importantes


Tiendas on line para adquirir productos de perfumería, cosmética y belleza 

 

 

 

 

 

¿Cómo ocultar los defectos?

Hasta las caras consideradas como más maravillosas, ocultan algún defecto, lo importante es aprender a camuflarlos. Con unos simples toques de pincel o dependiendo del color del lápiz de ojos que se use, se pueden llegar a olvidar.

Ojos grandes o pequeños, labios gruesos o finos, en pocos casos se está de acuerdo con la imagen que se tiene.

Todos los defectos tienen un truco para que nadie se fije en ellos, pero lo primero que hay que saber es en que consiste ese defecto para averiguar el truco que lo oculta y es que cada rostro tiene unas características y detalles propios que hay que resaltar y otros para ocultar. Un truco mal aplicado puede causar el efecto contrario.

La importancia de la mirada

Para que unos ojos redondos y saltones aparezcan almendrados, sólo hay que dibujar una l’nea en las pestañas superiores en línea ascendente y en marrón o negro según el color del pelo. Para hundir los ojos lo único que hay que hacer es usar sombras oscuras hasta el cuenco del ojo. No hay que olvidarse de la máscara.

En el otro extremo están los ojos pequeños que se quiere hacer grandes. Se consigue sin maquillarlos demasiado, con sombras claras y sin brillos en el párpado superior y oscureciendo un poco el cuenco donde termina el hueso de la ceja con una sombra en un tono más oscuro. La máscara es importante en las pestañas superiores y la raya tienen que ser fina al ras de las pestañas superiores, en dirección ascendente.  

Disimular las ojeras

Un problema muy común son las ojeras, que se pueden disimular usando un maquillaje líquido o en crema un tono o dos más claro que en el resto de la cara. Los tapa ojeras o correctores suelen contener polvos que se quedan en las arruguitas de alrededor y queda muy feo. Luego aplica la base de maquillaje habitual hasta el límite del primer maquillaje, fundiendo bien la barrera entre ambos para evitar que se note.

Cuando el problemas son unos ojos caídos, se pueden levantar dibujando una raya ligeramente ascendente en las pestañas superiores que se puede unir formando un triángulo pero sin cerrar con un trazo de lápiz o de sombra de ojos en la esquina exterior de las pestañas inferiores. Importante también dibujar las cejas en dirección ascendente y poner más máscara desde el centro hacia afuera de las pestañas. Todo esto, excepto si se tienen los ojos muy separados porque aumentar’a el efecto.

Para realzarlo ojos, con un lápiz color blanco-rosado dibujar una l’nea por dentro que aclara y abre los ojos.

Una mirada oriental y si no se tienen los ojos muy separados se consigue dibujando una línea sólo desde el centro hacia la parte externa de los ojos.  

Cejas pobres o rebeldes

Para evitar unas cejas caídas o alborotadas, hay que peinarlas a diario y usar un fijador o crema hidratante para dominarlas.  

También puede suceder que las cejas sean pobres y rebeldes, para maquillarlas hay que peinarlas en dirección hacia arriba con un cepillo de cejas y rellenar con un lápiz especial para cejas de color lo más parecido al cabello, imitando la implantación natural del pelo. Un último cepillado difuminarlas líneas marcadas y para fijarlas se puede usar un gel especial para cejas.

 Corregir los labios

Otro punto importante del maquillaje en la cara son los labios. Si son muy finos se pueden aumentar perfilándolos del mismo color de la barra de labios justo en el limite más exterior de los mismos sin pasarse. Comienza a dibujar una línea desde un extremo del labio superior hacia el centro sin marcar el centro e igual con el labio inferior pero aquí sí se puede aumentar la zona del centro porque parece una sombra natural. Luego difumina con un pincel y evita los tonos muy oscuros y los muy pálidos.

Al lado contrario están los labios muy gruesos en los que hay que actuar delineándolos pero dentro de su línea natural o utilizar el color para disminuirlos. Hay que evitar los tonos pálidos y los nacarados, optando por los neutros y mates.

Delinear los labios puede ser una tarea difícil cuando existen pequeñas arrugas a su alrededor y el lápiz se emborrona. Para evitarlos pinta los labios y con un kleenex elimina el exceso, luego con el lápiz delinear el contorno a trazos cortos a la vez que los difuminas. Para acabar, aplicar polvos sueltos y maquillar de nuevo.  

Una nueva cara

Para evitar el rictus basta con aplicar un corrector o polvos claros en la zona como el que se utiliza para las ojeras.

El truco más importante que hay que dominar es conocer al detalle las cualidades a remarcar y los defectos a ocultar y hacerlo con sutileza y difuminando perfectamente los colores para que no queden manchas. Recordar que los colores claros aumentan y  los oscuros dan profundidad.

La forma de la cara se disimula o se hace más atractiva con el colorete. Para conseguir marcar los pómulos en un rostro redondo sin pasar por el quirófano basta con pintar el colorete normal, en su sitio, y justamente debajo aplicar una sombra más oscura. Así se consigue dar profundidad a la cara.

Las caras alargadas tienen un fiel aliado en el corte de pelo, pero en los pómulos hay que usar un colorete de color saludable. Un truco de experto es usar un toque de polvos oscuros o bronceadores en la barbilla hacia la garganta para acortar la cara o en la l’nea del pelo en la frente.

Para conseguir que una cara de pan sea más fina, hay que crear ángulos con el corte de pelo y la forma de las cejas que deben ser estilizadas. Para los coloretes hay que usar un tono clara y un tono más oscuro justo debajo del hueso de la mejilla y dar un toque de polvos bronceadores en las sienes.  

Una nariz en armonía

La nariz grande es otro problema a disimular llevando la atención a otro punto de la cara como la boca o los ojos. Para acortar una nariz larga, se pueden poner polvos oscuros en la punta, siempre con mucho cuidado para que no se vuelva en contra.

Para lograr un maquillaje natural, el colorete debe de darse como golpes de sol en pómulos nariz, frente, etc., y también se puede aplicar en los párpados.

Evitar la papada hay que maquillar normalmente el cuello al mismo tiempo que la cara, sombrear la papada con un lápiz marrón, difuminar con la esponja del maquillaje y aplicar polvos sueltos.

© Copyright. Aviso legal Websites