Belleza

Eliminar los primeros signos de la edad 30+

Las  cremas de belleza más cotizadas 40+

Las  cremas de belleza más eficaces y asequibles 40+

La deseada mujer de 50+

 

¿Cómo cambia una mujer a los 50?

 

Los mejores productos para frenar el envejecimiento cutáneo

 

Secretos para conseguir los 50+ bellos

 

Belleza después de los 65

 

Borra las manchas de la piel y unifica su tono

 

Acaba con los poros abiertos

Sueros de belleza

Los mejores tratamientos de belleza

Cómo eliminar la celulitis

 

 

 

Arko-Cig de Arkopharma

ARKO-CIG® es un dispositivo electrónico que te ayuda a reproducir las sensaciones físicas que se experimentan al fumar, una interesante alternativa para los que quieren dejar de fumar o reducir el consumo de tabaco. El vapor emitido por  este cigarrillo electrónico, no es contaminante ni molesto para el entorno ni para las personas que nos rodean. No produce humos dañinos ni emite malos olores. No quema. Para recargarlo sólo tienes que conectarlo a la red eléctrica o a un puerto USB. Solo para mayores de 18 años.

El tabaquismo

El tabaquismo es una adicción provocada por uno de sus componentes activos, la nicotina, que actúa sobre el sistema nervioso central. El fumador sufre una dependencia física y psicológica que genera un síndrome de abstinencia, denominado tabaquismo.

La dependencia física a la nicotina se estima que dura unas dos o tres semanas pero no existe hoy en día una opinión unánime acerca de la importancia de la dependencia física a la nicotina como mayor o único componente de la adicción. Allen Carr, creador de un conocido método para dejar de fumar, afirmaba que aunque la ansiedad provocada por la retirada de la nicotina es físicamente real, es más leve de lo que aparenta. Por tanto, esta ansiedad, aunque existente, podría estar multiplicada en la mente del fumador por factores sociales, situaciones de estrés o sus propios temores, lo que, de ser cierto, agregaría un componente psicológico muy importante a la adicción. Por lo tanto, la dependencia psicológica, gestual y/o social es muy importante a la hora de abandonar el hábito del tabaco.

Los hábitos de los españoles

Según la OMS son 1.100 millones los fumadores en el mundo (2002), lo que representa aproximadamente un tercio de la población mayor de 15 años. El hombre fuma más (47%) que la mujer (11 %). A pesar de los intentos del gobierno en esta materia, según una encuesta de salud en España en Noviembre de 2010, se mantienen generalizados algunos hábitos nocivos, como el consumo de alcohol y tabaco.

Así, el 26,2% de los encuestados fuma a diario, el 3,7% es fumador ocasional, el 20,4% se declara exfumador, mientras el 49,7% nunca ha fumado.

Hay fumadores que no pueden concebir una relación interpersonal sin el cigarrillo "mediador", otros son incapaces de tomar una decisión sin el cigarrillo "decisorio", hay quienes precisan del cigarrillo "controlador" para moderar sus diferentes estados de ánimo.

Existe el cigarrillo "compañía" para dominar esos estados de soledad. También tenemos el cigarrillo "premio" y el "castigo", según proceda, que son el colofón diario para gratificar o punir los éxitos o fracasos cotidianos.

Por último, tenemos, el cigarrillo asociado a situaciones diarias de tipo gustativo: con el café, después de comer, con una copa, etc.

Independientemente de su momento, hoy se conocen bien sus efectos negativos para la salud y han sido clínicamente demostrados. Por ello, dejar de fumar es una excelente iniciativa.


* Publicada por el Instituto Nacional de Estadística en colaboración con el Mº de Sanidad, Política Social e Igualdad.

  Conocer todo lo último