Rubias de Nueva York 
Kathleen Flynn-Hui. Ed. Vergara

Las aurora es la jefe  del departamento de tintes de un prestigioso salón de belleza y  en esta novela se ve que sabe de lo que habla. Refleja un mundo tan glamuroso como frívolo y extravagante  en el salón de belleza más famoso  del Nueva York por el que pasan todas las celebritis del mundo del cine, el periodismo, la política y el dinero. Es una novela romántica, agil y divertida que pronto será llevada al cine por los estudios Disney.

Cómo tener el cabello sano y vigoroso de forma natural. 
Cuerpomente . Ed. Integral, 1997.

Es una pequeña guía práctica de consejos de belleza natural para el cabello. En la que se describen las característica del cabello humano, y sus necesidades, junto a los problemas que puede padecer: caspa,  exceso de grasa,  debilidad,  sequedad, etc. También aporta técnicas de relajación sencillas y eficaces para combatir el estrés que tanto influye en la salud del cabello.

La medicina natural y la alimentación equilibrada se convierten  en aliados poderosos para conseguir un cabello vigoroso y saludable.

 

Peinados y cuidados del cabello.
Linda Sonntag. Ed. Susaeta, 1997.

Aunque se presenta como una guía puede considerarse más un reportaje sobre el cabello con numerosas fotografías.

Explica lo que es el cabello y en qué consiste su estructura, para relatar después los cuidados que que se pueden proporcionar en casa, y en qué consiste un cabello problemático.

Enseña, con la técnica fotográfica del paso a paso, como se realizan los tintes, mechas, coloreados, etc.  y termina con los diferentes estilos de peinados.

Aunque la edición es de 1997, se trata de un libro traducido de una edición inglesa de 1995, por lo que las fotografías que aparecen en el último capítulo deben de ser de los estilos de moda en Gran Bretaña en la primera mitad de los noventa.

Que no se le caiga el pelo. 
José Luis Sobradillo. Ed. Tikal, 1998

El autor recomienda un método eficaz contra la caída del cabello, fruto de su propia experiencia, que no tiene nada que ver con la medicina, la química,  la cosmética y la peluquería, .

 El se dio cuenta de que tenía una alopecia incipiente y se enfrentó a ella partiendo de cero  como si se tratara de una planta que hay que cuidar y mantener viva y vigorosa. El deterioro del cabello tiene solución, se puede mantener y dominar   estableciendo un ritmo de pérdida y recuperación controlada, además es barato y no requiere más cuidados que los que la persona quiera darle. Su puesta en práctica ofrece todas las garantías siempre que se respeten las reglas de funcionamiento. Esto afirma rotundo el autor y pone su caso como garantía.

  Volver al inicio de la sección