Información

 

Método Qi de Shiseido: Un tratamiento de belleza único

Qi según la filosofía china es la energía viva que circula por nuestro cuerpo. El método Qi de Shiseido  une la ciencia oriental, las técnicas occidentales y los mejores productos para conseguir  un tratamiento que va mucho más allá de la relajación. Se basa en la creencia de que la verdadera belleza vine de la armonía entre el cuerpo y la mente.

Para disfrutar de uno de estos tratamientos ya no es necesario ir a las islas Mauricio o a la Costa Azul francesa donde Shiseido acaba de inaugurar dos grandes Spas, basta con acercarse al stand de la firma en el  Corte Inglés de Castellana de Madrid o  al Instituto Saurina  de Avda. Diagonal de Barcelona.

Lo hemos probado  y no es comparable a ninguno otro que hayamos experimentado nunca. Nada más entrar en la cabina: la decoración minimalista y japonesa, el olor a incienso, los detalles: zapatillas, albornoces, la luz.. nos transportan a otro ambiente, pero son  las manos y la técnica de Mercedes Guzmán, la esteticista que nos atiende, la que nos hacen percibir la diferencia. Verla aplicar el masaje es una delicia ya que  da la impresión de que está bailando una danza oriental exquisita. Nos comenta que ha recibido toda su formación  de maestras japonesas en el Método Qi, que cada año se trasladan a Europa para formar y reciclar a las esteticistas de Shiseido. "No se trata de un masaje, comenta, sino de conseguir la relajación del cuerpo y del espíritu a la vez que se mejora la calidad de la piel". Y lo hace asociando los puntos de presión del Shiatsu (masaje tradicional japonés) con la utilización de los "oshiboris" (toallas húmedas muy calientes) aplicadas con la técnica de Shiseido, en la que cada movimiento, desde su colocación precisa entre los dedos, tiene gran importancia para  proporcionar el placer de un gran descanso, que libere de todas las tensiones.

Mercedes nos aplica un tratamiento reafirmante con productos de la línea "Benefiance" de Shiseido. Comienza desmaquillando con "Creamy Cleansing Emulsion", tonificando con algodones embebidos en "Balancing Softener". Aplica un suave vapor sobre la cara para realizar una limpieza más profunda con   "Creamy Cleansing Foam"  batido en una espuma untuosa y aplicado con cepillos mecánicos de seda que eliminan todas las células muertas y favorecen la micro circulación. Todo ello lo retira masajeando con  esponjas de látex que proporcionan un gran frescor a la piel.

Después, practica un masaje anti-stress específico que favorece la buena circulación sanguínea y aporta vitalidad a los tejidos. La energía vital circula en la piel y los meridianos. Esta técnica exclusiva de Shiseido está íntimamente relacionada con la terapia del masaje.

Una vez que la piel está perfectamente limpia, aplica una mascarilla de contorno de ojos "Eye Treatment Mask" que elimina las ojeras y la retención de líquidos y en el resto de la cara "Firming Massage Mask". Lo deja actuar diez minutos en los que sólo se oye el sonido de campanas lejanas, para retirarlo después y aplicar tanto en el cuello como en el contorno de ojos y la cara  cremas de Benefiance  y finalizar con el "Facial Lifting Complex" al que llaman el velo porque proporciona una pátina satinada y reafirmante sobre la cara.

Antes de retirar el oshibori de la cabeza, Mercedes aplica un masaje de cráneo estirando con firmeza los huesos, para aplicar un último oshibori muy caliente en el trapecio y la zona de los hombros, que también retira con un masaje.

Han pasado 90 minutos en los que el suave aleteo de las manos de Mercedes nos ha transportado directamente al Paraíso Oriental.

Otros productos que hemos probado