Información

 

Belleza y descanso en los Baños Árabes de Madrid

 

Ha sido uno de los mejores regalos que ha recibido estas navidades. Para recuperar la energía del cuerpo, relajar la mente y disfrutar en un lugar de ensueño, los Baños Árabes de Madrid, llamados Medina Mayrit, te ofrecen la posibilidad de escapar de la rutina y dedicarte unas horas. Para los que no tenemos mucho tiempo ésta es una buena alternativa de belleza y ocio.

 

Ya antes de entrar en los baños, situados en pleno centro de Madrid, el ambiente te transporta a Al Andalus. La decoración de la misma recepción te indica que estás ya en el corazón de un Hammam o baño árabe. Saber que te encuentras en un antiguo aljibe de cientos de años de antigüedad, en la zona próxima a la Almudaina (actual Catedral de la Almudena), y en unos baños que han sido recuperados siguiendo fielmente el estilo neomudéjar, con los materiales originales, ya es un lujo.

Los baños se estructuran en Sala templada, con tres piscinas a 36ºC; Sala caliente, donde el agua llega a los 40ºC; Sala fría, con una poza de agua a 16 ºC, Sala de Vapor o baño turco y sala de masaje. Estas instalaciones están cuidadas al máximo. El ambiente para la relajación es perfecto –se pide total silencio y se respeta- y la higiene es muy buena. La organización está bien ya que limitan el número de los usuarios y se evita la aglomeración que haría perder parte del encanto de este sitio.

Según las recomendaciones que te hacen la entrar, lo mejor para tonificar el cuerpo y notar al instante cómo mejora la circulación y el tono vital es empezar por la sala templada. Una vez habituado, se pasa a la caliente –hay que tener un poco de cuidado con los 40ºC y con  las bajadas de tensión- para después darse un chapuzón rápido en la pileta del agua fría. A esto se une la aromaterapia que impregna todo el espacio –y que incluso permanece en la piel horas después del baño-, la música árabe que te relaja y un reconfortante masaje que dan manos profesionales durante quince minutos.

Son casi dos horas de absoluto relax donde se puede decir que todo es perfecto, incluso el precio que en mi caso es de 25 € (baño, quiromasaje y aromaterapia). Según días y ofertas especiales, los precios varían, aunque siempre son buenos.

Sin embargo, da pena que todo este esplendor (acorde con la cultura árabe de aquel tiempo) quede un poco deslucido cuando termina el baño y entras en los vestuarios femeninos. No sólo es muy pequeño (con la evidente molestia que supone para intentar secarse o vestirse cuando, como en mi caso, éramos más de diez mujeres) sino que carece de vestuarios, con lo que te obligan a cambiarte delante de todas o a hacer auténticos malabarismos para encontrar un rincón más reservados. Se agradecería que diesen la posibilidad de estar a gusto en un momento tan personal e íntimo como es ése, y no sólo por pudor sino también por estética y buen gusto.

 

Medina Mayrit. 

C/ Atocha 14. 902 333 334  

 

 

Otros productos que hemos probado