Más... Cara

 

 

 

La belleza más natural

Todas las mujeres pueden sacar partido a su belleza potenciando lo mejor que tienen y corrigiendo aquello que menos les gusta. Es una tarea sencilla: un estilo de vida y unos minutos de tratamiento al día. Lo que es bueno para la salud es bueno para la belleza: una vida saludable, una alimentación sana y tratamiento de belleza a medida.  

Las reglas de oro para una vida sana

1. Una vida sin tabaco. Es la clave del resplandor de tu piel

2. Dormir. Intenta respetar los ritmos del sueño

3. Reír y sonreír. La alegría es excelente para tu belleza. Empieza la mañana con una sonrisa y aprenderás a relativizar los pequeños problemas de la vida. 

4. Relajarse para destensar los rasgos. Aprende a respirar calmadamente.

5. Muévete para oxigenar tu cuerpo y tu rostro. Haz parte e tus trayectos cotidianos a pie.

6. Reserva alguno minutos sólo para ti.

Claves de la alimentación

1. Comer equilibradamente porque todas las carencias acaban por leerse en el rostro.

2. Come muy despacio, masticando bien los alimentos.

3. Respetar el dicho: desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo.

4. Bebe alrededor de 2 litros de agua al día.

5. Evita el picoteo entre horas.

6. No te saltes nunca una comida. De vez en cuando acuda a los sustitutivos alimenticios.

Secretos para una belleza resplandeciente

1. Bebe dos vasos de agua en ayunas y respira delante de la ventana abierta.

2. Toma una ducha caliente corta para relajarte y después una fría para mantener el tono y la firmeza.

3. Haz rodar una pelota de tenis bajo la planta de tus pies para acabar con las tensiones musculares.

4. Si estás muy tensa aprende a respirar, hinchando el vientre y después los pulmones, expira lentamente.

5. Tómate la tarde como una nueva etapa del día, no como el final de la jornada, con menos estrés y más placer.

6. Pon las piernas un poco elevadas para leer o ver la televisión. Esto favorece la circulación.

La importancia de las cremas de día y de noche

1. De día, tu piel debe estar protegida del entorno: contaminación, sol, aire acondicionado, cambio de ambientes interiores al exterior.

2. De Noche, gracias a la calma y la estabilidad, la piel se beneficia de una mejor irrigación de los tejidos.

El mejor modo de utilizar los productos de belleza

1. Conserva los productos de belleza lejos del calor y de la luz.

2. Cuando abras un producto utilízalo en los seis meses siguientes. Si  no se ha abierto  todas su cualidades permanecen durante tres años, si se conserva en un ambiente adecuado.

3. Si has aplicado demasiada crema o demasiada base de maquillaje, despliega un pañuelito de papel y aplícalo cubriendo todo el rostro y presiona ligeramente para absorber el producto.

4. Si los productos que utilizas te van bien no los cambies. Al contrario de lo que se cree, la piel no “se acostumbra”. Si el producto que utilizas te parece menos eficaz que al principio es sencillamente porque las necesidades de tu piel han cambiado.

5. Aplica productos en tu cuello y escote y también en el dorso de las manos.

La oferta más natural ->

 

© Copyright. Aviso legal Websites