Más Autobronceado

Siempre bronceado

Ya no es necesario exponerse  durante horas al sol, ni esperar a las vacaciones para lucir un moreno envidiable. Los autobronceadores proporcionan el mismo efecto en un tiempo record y sin dañar la piel.  No son solo productos que tiñen la piel sino que incorporan factores de protección solar,  activos que la hidratan, retrasan el crecimiento del vello, combaten el envejecimiento, tienen efecto tensor o se presentan en prácticas toallitas de uso individual. Existen también cremas hidratantes  con ingredientes autobronceadores que mantienen la piel siempre bronceada.

¿Cómo actúan?

Al contrario de lo que la mayoría de las personas piensan, los

Todos los autobronceadores tienen en su composición Dihidroxiacetona, más conocida por DHA, que se utiliza en cosmética desde hace más de un cuarto de siglo, sin que se haya podido detectar ningún efecto negativo sobre la piel. La DHA es una molécula muy grande, a la que  le es imposible penetrar en las capas profundas de la piel, lo que garantiza su inocuidad ya que actúa únicamente en la superficie. Colorea las capas más superficiales de la piel y reacciona con la propia proteína de la piel, la queratina.

Como la piel está continuamente renovándose, por el proceso de exfoliación natural, el color va desapareciendo. Al no estimular la producción de melalina, que es el protector natural de la piel frente al sol, el sistema de protección de la piel no se ve alterado en absoluto.

Hasta ahora el color que se conseguía con los autobronceadores dependía de diversos factores: de la cantidad de producto aplicada, del PH de la base del mismo, del color natural de la piel, etc y podía ir desde el anaranjado hasta el marrón tostado, sin embargo ahora se  presentan en diferentes intensidades, de acuerdo con los distintos tipos de piel.