Más Autobronceado

El sol y las pieles sensibles

Estudios científicos han probado lo importante que es el sol para el organismo humano. En pleno verano, estamos más activos, emprendedores y necesitamos dormir menos.

La razón es simple: el sol influye en la formación de melanina: una hormona que regula la necesidad para dormir. En invierno ante la falta de luz, nos hacemos más depresivos. El sol puede animarnos de manera diferente, dándonos energía y proporcionándonos entusiasmo para vivir. Además, mantiene la circulación y el metabolismo en plena actividad y refuerza los mecanismos del cuerpo. El sol desempeña un papel decisivo en el calcio y el metabolismo de los huesos porque sin el calciferol (vitamina D) que se forma en la piel con la exposición a la luz ultravioleta, el cuerpo no puede desarrollar calcio.

LOS CONSUMIDORES DE SOL

Pero el sol tiene también su parte negativa: para disfrutar bien de sus placeres sin preocupaciones, los peligros y los riesgos relacionados con él tienen que ser mínimos, porque el sol puede ser el mejor de los amigos o el peor de los enemigos si no se toman las debidas precauciones. Los principales riesgos de tomar el sol sin la protección adecuada son:

  • Envejecimiento acelerado de la piel. 

  • Riesgo creciente de cáncer

  • Aumento de las alergias solares

  • Tendencia a tener la piel sensible y delicada, pérdida de elasticidad, etc.

Por eso ha crecido espectacularmente la demanda de productos con alta protección solar para poder disfrutar del sol sin ninguna preocupación, y  para conservar la piel joven y bien cuidada, además de bronceada,  difícil binomio , ya que no hay nada que envejezca tanto la piel como su exposición al sol.

En el momento de tomar el sol, tanto natural como artificialmente en una cabina de rayos UVA, también hay que tener en cuenta todo lo que puede incidir en que aparezcan manchas o irritaciones, como pasa cuando se están tomando medicinas  como laxantes, anticonceptivos o medicinas con algún tipo de extractos. Cuando se han degustado algunas comidas  como mariscos o  algunos tipos de fruta exótica,  que pueden causar una reacción de la piel al sol, los colorantes y los perfumes en particular producen irritaciones de la piel combinadas con la luz solar. 

La composición "oil free" (libre de aceites) de los productos de protección solar disminuye los riesgos de irritaciones al sol, por lo tanto permite una protección máxima sobre las alergias solares.

Todos los productos  de las  líneas hipoalergénicas han sido testados dermatológicamente. Protegen la piel sensible, propensa a reacción debida a los efectos perjudiciales del sol: de la radiación de los rayos UVA y UVB y de los radicales libres. Al mismo tiempo, proporcionan una protección óptima contra las alergias de la piel causadas por las exposiciones al sol. La consistencia ligera y agradable caracteriza también los productos con un SPF elevado, se absorben rápidamente por la piel sin dejar restos de grasa.

La fórmula "sin" (sin emulsionantes, ni colorantes, ni perfumes, ni conservantes) aparece también en los productos After Sun. Los ingredientes escogidos tienen un efecto calmante refrescante y antinflamatorio y evitan las irritaciones provocadas por el sol, el aire y el agua. Todo eso para asegurar la sensación de una piel bonita y sin daño después de un largo día al aire libre.

Más información sobre bronceado