Encontrarás dragones

Un apunte

La película

Roland Joffé

San Josemaría

El Título

El Opus Dei

Valores que encarna

Santos y pecadores

Trabajar con Joffé

La Guerra Civil

Escenarios

El reparto

 

 

Encontrarás dragones: Una película con valores

Para Joffé, en el núcleo de Encontrarás dragones se encuentran una serie de cuestiones que forman parte del mensaje central del pensamiento cristiano y de otras religiones, como la necesidad del perdón y la reconciliación.

Pero van más allá, porque son temas que nos afectan a todos, y trascienden, por tanto, lo específicamente religioso. “Me encantaría que varios miembros de una familia fueran a ver la película y que uno de ellos encontrara la mano del otro en la butaca contigua y la apretara”, dice Joffé. El director espera que Encontrarás Dragones genere muchas reacciones de este tipo: ¡“te quiero y me gusta que estés aquí. Te quiero mucho, a pesar de que ayer estuvimos peleándonos”.

“Me gustaría que los padres y madres salieran del cine –declaraba Joffé- abrazados a sus hijos y diciendo: `No sé por dónde te llevará la vida, pero estaremos siempre a tu lado. Y por encima de todo, ¡qué afortunados somos por poder recorrer juntos el camino de la vida!´. Para mí, la película va precisamente de esto”.

Encontrarás dragones no es una “película católica” en el sentido de que no presenta la posición específica de la Iglesia, ni muestra a la Iglesia como una organización monolítica. “La Iglesia está representada a través de los individuos”, dice Joffé. “Sólo se muestran posiciones individuales. Sin embargo, también me gustaría que la gente entendiera que la Iglesia en España se encontraba en una situación muy difícil, a causa de la quema de templos y de la matanza de sacerdotes y monjas. Los miembros de la Jerarquía católica respondieron de muy distintas maneras ante esa situación y creo que es muy importante que eso se entienda”.

“Sería una gran falsedad –prosigue Joffé-que alguno sostuviera que la Iglesia no tuvo nada que ver con Franco o con la Derecha; pero sería igualmente falso afirmar que toda la Iglesia estaba comprometida con la Derecha y con Franco, porque unos miembros de la Iglesia lo estaban y otros no. Muchos católicos vascos y catalanes se opusieron a Franco y lucharon a favor de los nacionalismos locales.

Y por lo que se refiere al Opus Dei, con el paso de los años hubo algunos miembros que formaron parte del gobierno de Franco, al mismo tiempo que otros que opusieron frontalmente a él y algunos tuvieron que exiliarse”.

En esta película se busca realzar el sentido de esa otra realidad que se esconde detrás de nuestras acciones cotidianas. “Creo que la labor del artista -dijo Eugenio Zanetti, ganador de un Óscar al mejor diseñador de arte- es mostrar a su público que en medio del caos sigue existiendo cierto equilibrio. Ese ha sido siempre el trabajo de todo artista. Y, en este sentido, la película quiere remarcar que detrás de todo ese horror y de ese caos se puede alcanzar ese equilibrio y que existe una forma de conseguirlo.

“La película –añade Joffé- trata también sobre algo muy importante que algunos llamarán `ecumenismo´, y que hace referencia al hecho de que todos los seres humanos somos iguales delante Dios, por decirlo de algún modo. Pero aunque prefieras denominar ese hecho de otra manera, la realidad sigue siendo la misma: somos todos iguales. Esta película se dirige a todo tipo de personas, porque toda persona es valiosa, toda persona cuenta y toda persona, tal y como diría Josemaría, puede llegar a ser santa. Llegados a este punto, debemos plantearnos qué somos y qué podemos llegar a ser en función de las elecciones que vamos haciendo en esta vida; unas elecciones que en ocasiones están cargadas de dramatismo, como sucede en la película, de tal forma que la audiencia se siente partícipe de cada una de esas elecciones.”